Comentarios

jueves, 29 de mayo de 2008

Qué cosa la envidia, oye.

Cuando se tiene éxito, parece irremediable que surja la envidia.
Porque para mí que todas estas denuncias no son más que fruto de ella.

Por otro lado, el hecho de estar tan por encima de los demás, como es el caso de Google, puede asustar a muchos. Y no digo yo que no haya que poner precauciones para que no se desmanden, pero hay que reconocerles una cosa y es el hecho de que se han ganado el primer puesto por haber hecho y seguir haciendo un gran trabajo, poniendo al alcance de todos lo que necesitamos, sin chorradas, y mejorando día a día.

Es curioso. Piensa en una cosa que te gustaría poder hacer en Internet y casi seguro que ya lo puedes hacer con Google o están a punto de sacarlo.

¿Son adivinos? No lo creo. Simplemente dejan a sus trabajadores trabajar. Y sus trabajadores son como todos nosotros, es decir también se les ocurren nuevas cosas que hacer por Internet, pero además saben como hacerlas.

Bueno, me callo ya, que va a parecer que me paga esta compañía.

Artículos relacionados


1 comentario:

Juan Nadie dijo...

Exacto, dejan a sus trabajadores trabajar.
http://www.youtube.com/watch?v=q6XNkFzaDGY&feature=related